Que te vaya bonito

Me he tenido que ir o más bien aceptar que me has echado.
Me has echado de una manera cruel, despiadada y sin mirar atrás. Has sido dura, implacable y sin concesión de turno de réplica. Me has destrozado.



Recuerdo cuando me contabas que todos los fulanos con los que te habías liado habían terminado bloqueandote y que no te soportaban. Despecho, pensaba yo. Los tíos llevan muy mal los rechazos.
¡Qué equivocada estaba! Eres una auténtica devoradora de almas y, como según tú, lo pre-avisas, te concedes el poder de hacer y deshacer a tu antojo y destrozar a las personas sin derecho a queja si quiera.

"No sabes la de mierda que he tenido que tragar contigo". Eso, literalmente, te escribió el pobre desgraciado que estuvo en tu cama antes que yo. ¡Dios mío, cómo le entiendo! Creo que si nos juntásemos todos podríamos formar una plataforma de afectados por tu "amor".

Ya sé lo que dirás, que no eres tan mala, que ya avisaste, que nos has dejado en el olvido por nuestro bien. ¡Gracias, oh Dios omnipotente!
Lo mejor de todo es que crees que nos haces un favor, que te tenemos que dar las gracias por dejarnos ir después de haber sacado de nosotros todo lo que te interesó hasta el día que te aburriste. Porque sí, reconócelo, te has aburrido. Te incomoda sobre manera ver los efectos de tus actos. No soportas vernos porque se hace presente la huella de tu paso por nuestra vida. Ahora somos zombis, unos muertos en vida. Y encima tienes la desfachatez de decir: "alegra esa cara, nadie quiere acostarse con una persona triste y deprimida".

Recuerdo cuando te acercaste a mí y te convertiste en todo, poco a poco, casi sin enterarme. Yo acababa de dejarlo con mi ex y tú terminaste llenando todos y cada uno de sus huecos en mi alma, aunque claro, sin dejarme disfrutarlo porque "no quiero que te enamores", "no me quieras", "búscate a una novia de verdad" y por eso me escribías whastapp a las 2 de la mañana "por si me echabas de menos", o te plantabas en mi casa a las 11 de la noche "por si tenías frío" o follábamos como locas "porque te he visto de bajón". Nunca era porque tú querías, era por hacerme el favor. Y yo me reía mientras pensaba "esta se cree que soy tonta o qué". Y no lo soy, pero creí que todo era fachada, que ya se te pasaría la tontería, la vergüenza de asumir que yo también te gustaba. Pero lo que se te pasó fueron las ganas de hablarme, de verme, de tocarme...
Y mira, si lo hubieses verbalizado, pues se pasa y ya, pero no, preferiste decir que ya estaba otra vez, que estabas ocupada, que tenías mucho trabajo, que... excusas infinitas para negar que ya no querías verme. No pasa nada, te decía. Si no tienes tiempo, que te vaya bien en la vida.
Pero eso no era aceptable para ti y entonces volvías y me querías, por utilizar un eufemismo. Y "no es que no te quiera, es que no sé" o "te quiero, pero no quiero hacerte daño"... y así un montón de frases que me grabaré en tantas camisetas que ya tengo para todo el año.

Ahora ya no vuelves. Te molesta mi presencia, lo noto. Y me he quedado como quien está en un mar de tierras movedizas y cuanto más se mueve, más se hunde. Si cuando te conocí estaba en medio de un mar pero podía nadar, tú te acercaste con tu barca salvavidas, pero no para salvarme, sino para cortarme los brazos y terminar de hundirme. [¡Madre mía, lo que me van a mí las metáforas!]

No sé cómo voy a salir, pero por ahora, voy a empezar por dejar de culparme por todo esto.

Comentarios

Nosu ha dicho que…
Mira, parece que hemos hecho posts gemelos xD

Solución: no buscar en la persona que te causa ansiedad la calma de tu ansiedad. (es mejor emborracharse, tirarte al mar, comerte una mariscada... hasta que se pasa el ansia viva).

Take a look: https://haikita.blogspot.com.es/2017/08/nena-no-te-enamores-de-mi.html

cereza ha dicho que…
¿Y no será mejor "morirse y resucitar" que estar muriendo todos los días?
¿Por qué elegir a quien no nos elige?
Se ha ido. ¡Vaya con Dios!
calcetinrayado ha dicho que…
Guau, qué desgarrador.. y cuánto dolor. Espero que no sea reciente y sea agua pasada, sino mucho ánimo. Las personas tóxicas cuanto más lejos mejor. Al final el aprendizaje es darse cuenta de la toxicidad antes de que nos penetre en el alma y la destruya. Pero siempre se puede volver a empezar.
Melita ha dicho que…
¿ Es real ? Espero que no, que la Heidi que conozco no sea tan victimísta. Ya sé que hay muuuuuucha hija de puta suelta por ahí que se cree que hacen un favor cuando se empeñan, llegando al acoso, en que nos enamoremos de ella.
Y no voy a decir eso de que "a cada cerdo le llega su San Martin", no. Ni que le llegará su hora. Hace mucho que les llegó y ahora lo único que hacen es vengarse por lo sufrido en sus carnes. Creemé.

Entradas populares