Capítulo 2: De cuando me instalo el Wapa

Casi no lloré cuando se marchó... parecía que me habían anestesiado.
Eso sí, me faltó tiempo para llenar de cosas y ropa el armario y cajones que habían quedado vacíos. Era febril. Como cuando tenía que pensar la frase que iba a poner al girar el folio cuando hacía un examen, para no quedarme en blanco.

"Tienes que hacer cosas que no pudieras hacer cuando estabas con ella". Eso es lo que me recomendaban... pensé y pensé y no se me ocurría nada. Al menos nada sano, porque solo se me ocurría fumar y comer bacon... pero tampoco era plan de ponerse como una ceporra y llenar mis arterias de grasa y mis pulmones de nicotina. Por fin lo supe. Ahora solo veo fútbol. En bucle.
Recuperé el chaise-longue del sofá y se convirtió en mi trinchera: manta, portatil, móvil, cargador, los mandos... y kleenex.
No lloré. Pensé en cosas tristes. No lloré. Pensé en que nunca la volvería a besar. No lloré. Pensé en que ya no tenía pareja. Y no lloré. Y entonces una revelación: un momento, estoy soltera. ¡Puedo volver a tontear!
Cogí el móvil y me instalé el wapa. Escogí con cuidado y mimo las fotos: sonriendo, en esta "parezco" inteligente y cultureta, en esta con gafas... Suficiente. ¿Qué es lo siguiente? Descripción... coño, qué difícil. ¿Intento ser graciosa? ¿Misteriosa? ¿Digo lo que busco? Si ni siquiera lo sé... sólo quiero mirar. ¿Y si no pongo nada?
Continuar. Por fin se me empiezan a mostrar las chicas wapas cercanas a mi entorno...
Un momento... pero ¿esto qué es?... si no hay cercanas... pero si no tienen foto... pero si las que tienen foto no deberían ponerla! ¡¿Por qué se llama wapa esta aplicación?!

Y entonces lloré.

Comentarios

Juli Gan ha dicho que…
Ogh! Las aplicaciones estas son "lo puto peor", que dicen los críos. Me instalé una de esas, por puro cotilleo y acabé aburriéndome y quitándolo. Eso sí, el de Grindr pitaba que daba gusto y eso que no teía foto. ¡Cómo, si soy una mujer! A los cero coma de ponerlo, un montón de hombretones "versátiles" (Me encannnta, jaaajaja) ya me querían ligar.

Había uno, creo que era el L-contactos, en que había un chaval latinoamericano que, como su máxima ilusión era hacer cun trío, con mujeres, claro, era el único que iba diciendo "holas". Anda que no le dije que lo tenía más difícil que ligar en Marte, pero ahí andaba el pollo.

¿Seguro que con una copita de alcohol y por la noche no se conoce más gente? Saludos.
Nosu ha dicho que…
A mí miedo me dan estas aplicaciones, por lo que me contais.

Por tu culpa de primer párrafo no para de venirme a la mente la letra del tío este que me cae como el culo: y regresé a la maldición de lcajón sin su ropa, a la perdición de los bares de copas.

Tu desinstálate esas mierdas y poco a poco vendrán tías guapas de manera más sana, o por lo menos, eso dice todo el mundo :P, que lo que vendrá es mejor. JA!
Tuki ha dicho que…
Yo es que no lo veo... Y mira wue soy de la generación que ligaba por chatear, pero ahí no era tan impersonal... Mucha foto mucha frase interesante y poca conversación. Pero al parecer es como se liga ahora...con postureo
Normal llorar con eso.
Pero digo yo que todavía nos quedan otras maneras de ligar, no???
calcetinrayado ha dicho que…
Yo solo he "ligado" por esas aplicaciones, de la otra manera no sé, no tengo ni idea... o no me ha llegado... o como quieras llamarle. Así que sí, después de llorar mucho, quizás encuentras a alguien que quiera conversar haciendo un café en lugar de por el teléfono móvil. ¡Ánimo! Yo estoy en proceso de volver un día de estos a las aplicaciones, porque "en la vida real" tampoco aparece nada. Y entonces volveré a reír... digo, a llorar.

Me he enganchado... ¿para cuándo el Capítulo 3? :)
Paola Vaggio ha dicho que…
Pues cuando tengas citas desastre verás... jajaja Todavía odiarás más wapa. Es una lotería.

Entradas populares