Aprendizajes

Creo que tengo déficit de atención porque no hay manera de aprender.
No aprendo que las cosas se acaban.
No aprendo a pasar página.
No aprendo a pasar de quién pasa de mí.
No aprendo a dejar de buscar a quien no me busca.

Eso sí, lo único que he aprendido en estos meses de chatear y chatear con desconocidas es la diferencia entre el apego y aferrarse, que aferrarse a alguien es creer que es la mujer de tu vida y que nunca encontrarás a alguien mejor, mientras que el apego es el hábito de estar con esa persona. Aprendí, por tanto, que lo que tengo que superar es el apego, porque la única mujer de mi vida soy yo misma y eso ya lo tenía claro de serie.

Si lo pienso no está tan mal. Seguiré chateando con mujeres desconocidas a ver si me enseñan algo más... y si es corporalmente, mejor.

Comentarios

Nosu ha dicho que…
Si encuentras la fórmula para curarse del desapego, me la chivas.
Creo que aquí nos falta un taller feminista sobre amor romántico o algo así. Es posible desaprender, a nuestra edá?
Paola Vaggio ha dicho que…
Hola de nuevo,

A mí también me cuesta pasar página, odio la expresión, incluso. Yo me
olvidaría de chicas por un tiempo, recupérate (en todo el sentido de la palabra). Es la clave.

Entradas populares