miércoles, diciembre 21, 2016

Winter is coming

Oficialmente hoy es el primer día de invierno, aunque a mí se me adelantó un día y el frío se me coló en el corazón, dejándome tan helada que todavía no he conseguido sacarme el frío de de adentro.

Tenía ganas de hacerlo todo estallar, de gritarte, de hacerte daño, de dolerte tanto como tú me dueles, pero creo que no conseguí hacerte ni un rasguño. Supongo que es lo que tiene haber dejado de quererme.

En mi casa había 22º y aún así tenía frío. Me acosté a las 9 de la noche, sin cenar, helada y agotada. He soñado contigo, he soñado un tiempo pasado, te he querido en sueños todo lo que ya no puedo hacer fuera del reino de Morfeo.

Me subió la fiebre y sudé toda la rabia. Ahora solo me queda la pena y el dolor de que ya no me quieras. Y el frío. El frío y las cuchillas en la garganta cada vez que me pienso sin ti.

3 comentarios:

Juli Gan dijo...

Huy, es verdad, es Santo Tomás. Hoy, el País Vasco huele a trocitos de Peppa Pig frita. Es como el día de Sant Jordi, pero, en vez de libros y rosas, txistorra frita. Ya llegará la primavera, y con ella, el deshielo.

Nosu dijo...

Abrazotes pero de los gordos.
Lo peor son las noches, esperemos que esas pesadillas se vaya yendo cada vez más rápido.

fuck winter

iTxaro dijo...

Te mando una ola de calor