Nada (en imperativo o pronombre)

Hola, ¿se puede?
¿Os acordáis cuando me pasaba por aquí casi a diario y os contaba cosas de mí, inventadas o no?
¿Y recordáis cuando me dio por creerme escritora y contaros historias?
¿O cuando quise montar un programa de televisión cutre (porque cada una crea en función de lo que es) o hacer videoclips?

¡Madre mía, la de cosas que me creí capaz de hacer!

Os voy a confesar una cosa: yo casi ni me acuerdo.
No recuerdo de lo que escribía, si era gracioso o no, si os interesaba, si os caía bien o mal, lo único que recuerdo es que este mundo fue muy importante para mí y que, por alguna razón que tampoco recuerdo, dejó de serlo, de hacerme feliz.

Ya no me salen las palabras, ni inventadas ni mucho menos reales. He dejado de mostrarme, de exhibirme o mostrarme. No hablo de mí a no ser que me pregunten e incluso entonces suelo contestar con un "bien, como siempre" o "nada del otro mundo"... Excepto hace poco, cuando una vieja amiga (no por vieja, sino por seguir en mi vida desde hace más de 2 años, todo un record teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad basada en glorificar lo efímero y paro ya porque es más largo el paréntesis que el post), pues me soltó, a traición y sin aviso previo:
-¿Y tú como estás? ¿Alguien te lo pregunta?
Me quedé sin habla.
No sabía qué decir, o más bien, no podía decir nada porque una bola enorme de dolor se me quedó atravesada en la garganta y un par de lágrimas asomaron al abismo de mis párpados con la decisión firme de lanzarse al vacío. Así de rápido, así de incontrolable.
-Tengo la sensación de que arrastras una mochila enorme-, me remató.

Ni lo había pensado.
Últimamente no pienso o pienso poco. Me alieno y sigo adelante. O eso me he creido.
Quizás me cansé de nadar y quise que me llevara la corriente, pero no me había dado cuenta que llevaba esa mochila que lo único que había hecho era hundirme.

Es probable que siga hundida, pero como los seres humanos sobrevivimos, me he acostumbrado a vivir un tanto ahogada: ahogo penas, tristezas, alegrías...

Y si me preguntas qué lleva esa mochila te diré que no lo sé, porque ya no nado, no buceo entre mi mente ni hago ejercicios de introspección. Así que aquí sigo, sobreviviendo con sorbitos de aire, esperando a recuperar fuerzas que me hagan volver a nadar.

PD: no ha estado mal para no querer hablar de mí.

Comentarios

iTxaro ha dicho que…
Me acuerdo, me acuerdo cuando pasabas y yo también lo hacia. Ahora supongo que hemos cambiado o cambian las circunstancias. A mi tampoco me sale escribir pero ahora nos seguimos por otros medios. Yo guardo un buen recuerdo ya que este nuestro mundillo formó parte para que mi vida cambiara. Nuestras mochilas se van cargando poco a poco y como dices vamos sobreviviendo. No nos queda otra. Nos vemos por los mundos
Besazos
Juli Gan ha dicho que…
He pensado no dejar comentario alguno porque este que reflejas es un sentimiento muy personal. Ya lo decía el pelma de Heráclito: "todo fluye, nada permanece". Cambiamos con el tiempo. Hay necesidades que quedan saciadas, como es esta de escribir diarios. Etapas que quemas detrás de ti. Sea como sea, ánimo.
cereza ha dicho que…
El talento es caníbal, sii lo tapas te devora. No dejes de respirar, poque el aire también es tuyo.
Sinsentido ha dicho que…
Yo si me acuerdo, y muy de vez en cuando visito. Puede que la etapa haya pasado, pero no entiendo tus reproches a ti misma. No son las cosas que te creíste capaz de hacer. Son las cosas que hiciste. Sólo una pequeña parte de lo que eres capaz de hacer. Si escribiste, fuiste escritora. Y si tuviste la necesidad de compartirlo, lo hiciste. Y es estupendo, ningún reproche. Y si ya no quieres, bienvenido sea. Y si quieres a veces, también. Quizás solo te cansó tirar la botella al agua esperando que le llegara a alguien. Espero que nunca dejes de buscar los faros que te guíen, pero asumas que eres tu quien dirige el rumbo. Y que si un día te cansas de la deriva, remes o nades. Que si un día lo decides, hables. Que gente cayada y que de pronto grita hay muchos. Mucha suerte. Cada uno decide que llevar en su mochila el único problema es que para vaciarla... hay que abrila

Entradas populares