Con las ganas

Respiro lentamente intentando recuperar, si no la calma, al menos el ritmo normal de respiración para dejar de gimotear como una niña perdida.

"Perdida" o "pérdida" es una palabra instalada permanentemente en mi cerebro consciente.

Supuro rabia a borbotones y, si quiero dejar de hacerlo, el esfuerzo solo consigue dejarme agotada para convertirme en una autómata sin alma. No siento y cuando quiero sentir, solo siento rabia. Entonces la tristeza vuelve a cubrir todos y cada uno de mis poros.

Duelen muchas cosas, siento que cualquier mirada se vuelve interrogante, que cualquier palabra es afilada y cualquier gesto hiriente. Me vuelvo frágil, de cristal de vajilla fina y me pregunto por qué. Y busco respuestas dentro, pero dentro ya no hay nada. Y muero otro poquito más, me apago como una vela consumida hasta su límite.

Quizá es que no me gusto, quizá que no te gusto y quizá por eso no me gusto...

Ya no muero de ganas de, ahora me muero por no tener ganas.


Comentarios

Juli Gan ha dicho que…
Impotencia, un sentimiento que aflora cuando otros no responden.
Rocío ha dicho que…
Una sonrisa :)

La suerte de la fea a la bonita no le importa [CORTOMETRAJE] (En youtube)
Leire ha dicho que…
Un abrazo enorme

Entradas populares