miércoles, junio 25, 2014

Mar de fuego

Mar en calma.
Una balsa.
Agua estancada... ¿Sin movimiento? ¿Sin vida?

Dejé de lado los parques de atracciones con sus vertiginosas montañas rusas para instalarme en este valle tranquilo tan deseado durante mucho tiempo.
Todo bien, todo perfecto. Mi casita segura, construida y acabada.
Y entonces una grieta. ¿Una grieta? ¿Por qué? ¿Será posible que sea adicta al veneno de la insatisfacción?

Te escribo palabras consentidas que pierden su sentido cuando salen de mi boca, llevándome al sinsentido de no saber si quiero o te quiero. Dejo huellas que dejas que el mar borre... ¿mi mar en calma?

6 comentarios:

Blau dijo...

OOOhhh el retorno de la Jei-di :-) yupiiiiiiiiiii
Besos

SinMedida dijo...

Mientras yo siga existiendo la vida es una montaña rusa, coño. Y que viva la vida. ¡Viva la vida! ;)

Bienvenida de nuevo, Jei.

Juli Gan dijo...

Nada es perfecto en esta vida.¡Qué bien que le sacas el polvo al blog!

crazy_chords dijo...

Genial tenerte de vuelta. ¡Y que dure!

Nosu dijo...

Oh dios, en serio eres tú? :)

Tuki dijo...

Menuda alegría me ha dado volver a leerte!