miércoles, octubre 02, 2013

Relato de otoño

Llevaba más de 3 meses preparando el momento.
Sabía que ella podía acusarle de haber estado ausente todo este tiempo, pero sin duda, todo se lo perdonaría cuando descubriese su sorpresa: había decidido pedirle en matrimonio, hoy, 21 de diciembre de 2012, cuando se cumplían 21 meses y 12 días desde que se conocieron en el Observartori Fabra.

Le pareció una casualidad cósmica la celebración de esa fecha para el universo y para ellas. Todo el mundo hablaba del fin del mundo porque se alineaban los planetas, aunque ella sabía perfectamente que los planetas llevaban alineados al menos desde el 9 de diciembre y que, obviamente, no había pasado nada, pero porqué romper la magia de ese momento.

Miró el reloj. Se retrasaba. Algo extraño en ella. Volvió al recibidor para cerciorarse que todo estaba en orden: un camino de velas desde la entrada que recorría el pasillo hasta llegar al salón. Allí la vería a través del ventanal, en la terraza, esperando sentada su llegada.

Apagó las luces y encendió todas y cada una de las velas y se sentó en el sofá que tenían en la terraza a esperar. El cielo estaba despejado y eso era una señal más de que todo iba a salir perfecto.

Complacida y sonriente, dió un pequeño respingo cuando le sonó el móvil. Un whatsapp de ella:

"Sé que estas no son formas, pero ya sabes que siempre me ha costado enfrentarme a los problemas. Lo siento. Te dejo. He conocido a alguien."

Releyó el mensaje 3 veces, entendiendo en ese momento que sí, que era cierto, el mundo, su mundo, se acababa.

9 comentarios:

Jam lo intenta dijo...

Ufff...me has dejado planchada...qué duro

Blau dijo...

Jeicita, un relato de la vida misma.
Besos

Anónimo dijo...

Pero... esto no pasó de verdad, ¿no?

S.

Juli Gan dijo...

No, si al final siempre hay algo que se jode.

Nosu dijo...

cobarde de la pradera, por puto whatsapp además

crazy_chords dijo...

¡Apuff! ¡Toma bofetada!

Anónimo dijo...

Joder, qué bajón...Y ver que ella hace todo el paripé de preparar el ambiente y va y le deja por Whatsapp... Olé sus ovarios.

OVEJANEGRA dijo...

JOPE!!!!!

jordim dijo...

Duro y bien escrito.