miércoles, octubre 30, 2013

No hay mayor desprecio...

Debí hacer algo mal. Estoy segura.
Dije o hice algo que te alejó de mí.
O quizás es que debí dejar de decir o dejé de hacer... No lo sé, pero seguro que, fuese lo que fuese, significó para ti una decepción enorme o un dolor terrible. Debió ser algo tan horrible que te obligó a alejarte, a apartarme de tu vida, a no querer volver a saber qué ha sido de la mía.

¿Y sabes? Prefiero pensar que ha sido eso, que la culpa ha sido mía, porque si no es así, si no he hecho nada, sólo me queda pensar que no te importo, que te causa absoluta indiferencia el transcurrir de mis días, que en tu mundo ya no tengo cabida y que ni un segundo del día de todos los días de tu vida, necesitas a alguien como yo a tu lado.

3 comentarios:

Saltinbanqui dijo...

Mejor creer que tienes la culpa a tener que cerrar una puerta?
Y luego dices que decir que haces esas cosas porque eres cancer es determinista?
Pues cada vez que te leo lo pienso.
:D

Blau dijo...

Jeicita, tengo ganas de verte y darte un beso y un abrazoooooo

cereza dijo...

No te das mucho palo?