lunes, noviembre 26, 2012

Reality Bites

Sé que hay cosas que caen por su propio peso, por ejemplo, yo.
Otra cosa son los años y de manera inexorable.
Lo que pasa es que una, aunque diga que no, se cree que sigue siendo jóvena y un día, de repente escuchando la radio, se da cuenta de que igual ya no lo es tanto.

Y es que tras ir cantando a grito pelao una canción, creyéndome que ya les gustaría a cualquiera de los coaches de La Voz tenerme en su equipo, una falca radiofónica me devolvió de un porrazo a la tierra con su: "hazte donante de óvulos. Si tienes entre 18 y 35 años da la posibilidad de ser madre a otras mujeres".

¡Ahí va, ya no puedo ser donante de óvulos! Mis pequeñines ya no son válidos, son rancios, débiles, inservibles, demodées, en definitiva, VIEJOS.


¡Qué fuerte! Ahora sí que tiene razón mi abuela: se me ha pasado el arroz.
Y lo que es peor, adiós a mi última opción para conseguir dinero en caso de que me vayan muy mal las cosas económicamente.

Claro está que siempre puedo intentar ganarme la vida seduciendo...

6 comentarios:

Hormiga dijo...

dios, el video de la señora en toalla es un clásico que me gustaría borrar de mi memoria...

Juli Gan dijo...

Vaya. No me digas que yo también estoy caducada. Ogh!

Blau dijo...

Jeici, afiliame al club jajajaja

Justa Osadía dijo...

Creo que si algún día te hace falta dinero (que espero que no) lo de donante de óvulos no sea una opción para ti ni para nadie. Y es que el tratamiento que dan es a la larga cancerígeno. Aunque claro, eso lo omiten sinó no habría voluntarias.
Y dicho esto que mucha gente no sabe, te digo que eres una jovencita del siglo pasado xDDDD COMO YOOOOOOO :)

iTxaro dijo...

ostras! ahora un club de caducadas, ale apúntame

Butterflied dijo...

Me quedan 10 años para donar, MUAJAJA!!! Ejem, y después de este momento "soy jóvena", me voy a intentar borrar de nuevo a esa señora de mi cabeza, que ya la tenía bastante olvidada.