miércoles, julio 11, 2012

Maldita dulzura

Me encanta tu piel.
Lo sabes, te lo digo cada vez que me preguntas qué es lo que más me gusta de ti.
Es tu piel, la dulzura del contacto de mis dedos con ella.
¿Por qué?, me preguntas. Y no te suelo contestar porque no sé cómo explicarlo.

No es nada y lo es todo.
Es evadirme del mundo sin moverme de la cama, es distanciarme de nuestros problemas contigo a mi lado, es olvidarse de disfraces, de máscaras, de posturas enfrentadas, de promesas, de mentiras, de reproches... Es tener la certeza de que, en ese momento, las dos estamos donde queremos estar.

-¿Por qué?, me preguntas.


Si pudiera hacerte entender que no hay lugar ni momento en el que sea más libre que el silencio después de la tormenta de besos, caricias, gemidos y jadeos. Ahí, justo ahí, mi mente está en blanco y mi corazón late pausado y relajado y todo lo que siento es ese roce de tu dulce piel en las yemas de mis dedos.
Eso es felicidad y creo que, solo por eso, todo el resto ya vale la pena.


-¿Por qué mi piel?, insistes.
-No lo sé, te contesto.


3 comentarios:

A.Blume dijo...

Mi último post también va de 'por qués', qué casualidades. Entiendo todo lo que escribes como concepto, ojala algún día lo pueda escribir yo con conocimiento de causa.

Top dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=I3D4m4-LCWA

:)

candela dijo...

Su piel...

:)