Final Feliz

Érase una vez una chica llamada Jei que mirándose al espejo una mañana dijo:

-Un día tendré todo lo que quiero. Lo sé.

Y el espejo le preguntó:

-¿Por qué?
-Porque me lo merezco y porque yo lo valgo. ¿Quién se ríe ahora, eh?

imagen prestada por Evita

Fin.

Comentarios

Entradas populares