viernes, julio 20, 2012

El día después

Hoy estoy en plan zen o positiva o qué sé yo, en plan Karina, porque veo la vida color de rosa.

Quizás porque es veranito, porque queda poco para coger vacaciones o porque ayer pasé el mejor día de cumpleaños de mi -ya un poco larga- vida, pero me siento radiante.

También me siento poderosa porque he decidido no dar poder a la gente para que me desestabilice ni me ponga tan fácilmente triste o de mal humor. He decidido sentirme responsable, para lo bueno y para lo malo, de mi vida, porque así y sólo así, me sentiré más libre. Así no seré una frustrada que se queja de su suerte cuando las cosas le salen mal, ni una tipa afortunada que tiene que estar agradecida cuando las cosas le salen bien.

Sé lo que pensáis: que parezco un libro de auto-ayuda andante. Y así es.
Quizás mañana me sienta una mierda y entonces vendré aquí a contarlo.

Y para acabar este post tan insulso, un pequeño recuerdo de la noche de ayer, para que comprobéis lo bien que me sientan a mí los años y lo bien que les sienta el vino a mis "hermanas": 


En serio que no puedo con la cara de horror de Stoner al ver acercarse esa lengua tan musculada a su cara.

Por cierto, la foto la hacía mi madre que ya está curada de todo tipo de espanto.

5 comentarios:

SinMedida dijo...

¡Que dejéis ya de meteros con mi lengua! Hace una parábola increíble, por cierto.
Un gran cumpleaños, sin medida. Digo, sin duda.

Felicitats, petita! :)

Nosu dijo...

y ese escotazo que me llevas? O_O
:D

marededeu

candela dijo...

Felicidades!

Muas

ISA dijo...

¡Feliz cumpleañosoooo!
Y yo, si veo una lengua así me azuzto ¿es de verdad?




ISA
www.sopasyletras.com

eme dijo...

¡pues felicidades, aunque con retraso!

sólo queda ir a mejor hasta el cumpleaños que viene..