lunes, agosto 29, 2011

Domingos raros

¿Sabías que el cóctel molotov no tiene como propósito la explosión en si? Su propósito, más bien, es la expansión de los líquidos inflamables que contiene.

Pues resulta que esas cosas pasan.
Pasa que no quieres que estalle ese cóctel molotov de pensamientos y, sin embargo, quieres desparramar todo lo que llevas dentro.

Sin saber cómo empiezas a hablar y cada palabra que sale de tu boca tiene un regusto amargo a despedida. Y tus ojos se humedecen porque no puedes creer que sea verdad eso de que la rutina hiere de gravedad al amor. Y ella no te golpea, no te abofetea ni te grita "¿qué coño estás diciendo?", sino que asiente y baja los brazos retirándose de la lucha, dándose por vencida, dando por muerto todo lo que sentíais la una por la otra.

Y ves que te has perdido en el laberinto, que no encuentras la salida y ¿qué tienes que hacer? ¿Aceptar que si no hay futuro no hay presente?
Te resignas, pero antes de darte por vencida, como el capitán que se niega a abandonar el barco por muy tocado que esté, lanzas tu última bengala y preguntas:
- ¿Pero tú me quieres?
- Claro.
- Pues entonces puedo con todo.

Y te llenas de fuerzas y vuelves a remar porque sabes que, si es con su ayuda, volveréis a salir a flote, aunque sepas que, no todos los domingos serán astrománticos.

"... si tu magia no me hace efecto, ¿cómo voy a continuar?
si me sueltas entre tanto viento, ¿cómo voy a continuar?..."

14 comentarios:

Farera dijo...

Mejor no plantearse tanto el futuro, y vivir más el presente... :)

Jirafas en Gerundio dijo...

Puedes con eso, con todo y con mucho más...recuerda y dite...PUEDO! :)

Nosu dijo...

la verdad es que eso de negarse el presente porque no hay futuro es una putada

A ver que tal va el remo

M dijo...

Hay que agotar todas las opciones antes de abandonar el barco. Ojalá sólo sea una mala racha.

Un abrazo

iTxaro dijo...

a remar se ha dicho

y a vivir el presente

achuchón

dintel dijo...

Sí, el futuro debe plantearse y no olvidarse, pero siempre se pueden utilizar los momentos como Kit-Kats. De todas maneras, siempre,siempre, si dos quieren existe una salida.

Butterflied dijo...

Me encanta el APM, jeje.

Y como te dicen ya por ahí arriba, a remar con todo lo que se tenga a meno antes de dejar el barco.

Saltinbanqui dijo...

Se continua continuando.
:)

Norma dijo...

Que me gustan los Love of Lesbian! Y los gilipollas del feis que les cerraron la página por el nombre y tuvieron que ponerse Blog of Lesbian, anda que!

Como tantos, caí en los blogs sin tener ni idea de qué iba y me quedé pasmada de la energía colectiva que se reunía... Pensé que era lo normal, que duraría para siempre. No era el caso. Cuando pasa el tsunami quedan las aguas tranquilas y los blogueros de siempre nadan más anchos. Ahora la ola grande está en otros sitios, y mañana vete a saber, pero cerrar blogs me parece una tontuna. Si no acumulan polvo ni ná ;)

Besos, guapa!

Ripley dijo...

espero que de un domingo raro haya salido un lunes con sol que haya dado paso a un martes con calor y sol para que el miércoles ya sonriáis y el próximo domingo también sea raro, pero por lo mucho que los has disfrutado . ánimo y palante

Blau dijo...

Jeicitaaaa, quiero mi helado!!!! :-)

Rocío dijo...

Rumi en español : Morir, Reir

http://www.youtube.com/watch?v=waa6ngXmRdE


.....y dejar de ser llanura.


.

Trasgu dijo...

Mientras haya "presente" podrá haber "futuro"...
Seguro que saldréis a flote!! :)
Bsoss

Rocío dijo...

Al fin de casi todo
mi barca vagabunda
mecida por las olas
con fuerza me arrastró.
La isla misteriosa,
la que soñamos todos,
parece que te invita
a entrar en su interior.

Youkali es el país que alguien soñó,
Youkali es donde se inventó el color,
Youkali en su frontera se detuvi el dolor,
en la oscuridad es rayo de luz
la estrella a seguir, Youkali
es lo mejor que guardamos en el corazón,
la libertad que soñaste tanto acariciar
es tan real como soñar.
¡ No existe tal Youkali !
Y la vida nos lleva, cansada, cotidiana
por un valle de lágrimas,
que no deja escapar,
dejándonos el alma
por todos los rincones,
dejándonos jirones,
soñando por soñar.