martes, marzo 08, 2011

Generación Cerilla

Nos vendieron la moto.
Y además es una moto que va a toda prisa.

¿Cuántas veces habéis oído eso de "tú que puedes, estudia"?
Yo siempre he sentido la presión de pertenecer a una generación supuestamente "privilegiada" por poder tener acceso a todo lo que nuestros padres no tuvieron.
Si se me ocurría decir que quería estudiar FP, me contestaban que eso era para "los tontos" y que yo tenía que estudiar y sacar las mejores notas para tener una buena nota media de cara al acceso a la universidad porque, por supuesto, yo iba a estudiar una carrera, pero no una cualquiera. "¿Qué es eso de que te gustaría hacer filosofía o filología? No, no. Tú arquitecto, abogado o similar".
Porque tenía que estudiar para ganar mucho dinero y no pasar "por las dificultades" que ellos habían pasado.
Y tenía que ser la mejor y ascender y casarme y tener hijos y comprarme una casa y tener todo lo mejor, porque en esta sociedad consumista, lo importante no es sumar, es acumular.
Da igual que tú sólo veas una tele, hay que tener una en cada habitación y un ordenador de torre y un portatil y un ipod y un iphone y un ipad...

... y si tus amigos se pierden por el camino, ya encontrarás otros; y si te deja tu novia, llora, pero intenta echarte otra lo más rápido posible... y si muere alguien a quien querías, llora, pero también deprisa, porque hay que seguir hacia adelante y si los echas de menos 2 años después, "debes" ir a un psicólogo para que te ayude a superarlo y seguir con tu ritmo de vida.

A veces creo que pertenezco a una generación-cerilla, de esos que se ilusionan rápidamente con las novedades, a nivel material y emocional, pero que decaen en esa ilusión tan deprisa como se apaga una cerilla y venga, a otra cosa.

Hay sitios en el mundo donde la gente simplemente vive y yo quiero ir ahí. Y quiero frenar y disfrutar del tiempo que ande por aquí, porque luego llega cualquier enfermedad importante, pongamos que se llama cancer, y te pone en tu sitio mientras se ríe de ti (hablo de alguien muy cercano).

Sé que el mundo gira y además a toda velocidad, pero yo, si eso, me bajo un rato.

Cuál es mi generación,
la que vive el compromiso
mientras dure la pasión...

Quién podía imaginarse
que tanta velocidad
fuese fruto del desastre
de quien quiso todo.
Quién podía imaginarse
que tanta velocidad
nunca evite este desastre
de llegar sin disfrutar.

Pastora

19 comentarios:

YoMisma dijo...

Eramos, como bien dices, los primeros en mucho tiempo que podíamos tener todo lo que quisiéramos, parece ser que al final lo que nos falta es tiempo para poder disfrutarlo.

Saludines,
YoMisma

El titán dijo...

Siempre he tenido esa misma sensación de que había que estudiar y estudiar para ser no sé qué y al final te das cuenta que los tontos electricistas de la FP ganan tres veces más que tú y no se estresan ná.

evita dijo...

totalmente de acuerdo contigo. que se pare el mundo que yo también me bajo.

Trasgu dijo...

Es cierto que seríamos más felices sin tener tanto apego a lo material, y no estar continuamente deseando todo lo inalcanzable...Pero nuestra sociedad es consumista...
Ojala puedieras marchar a ese lugar donde no necesitaras de estas cosas paras ser feliz...Algunos lo consiguen...Quien dice que tú no lo puedas lograr?? :)
Espero que esa persona cercana tuya se recupere pronto!!
Bsoss y ánimo!!

M dijo...

También me siento identificada con lo que explicas. Mis padres querían para sus hijos algo mejor y nos dieron una educación. Pero la realidad que nos ha tocado es que estamos viviendo para trabajar independientemente de nuestra formación. Ojala pudiesemos priorizar y disfrutar un poquito más. Desgraciadamente nos damos cuenta que se nos olvidó vivir cuando ocurre algo. Espero q vaya todo bien y consiga superarlo.

Un beso

yuyu dijo...

Pastora power!!

iTxaro dijo...

nos bajamos

Hormiga dijo...

me gustaría bajarme todos los dias un ratito, pero creo que solo podemos sobrevivir amoldándonos a lo que hay, no tragándolo, pero siendo realistas. Los tópicos ciertos: disfrutar de las cosas que importan y poco más, si es que no somos nadie. Yo ultimamente cuando veo las noticias me planteo irme a plantar un huerto y criar gallinas. (Herto con hierbabuena para los mojitos, eso sí)

Nefer dijo...

Binomio, pues me ha encantado este post!

Saltinbanqui dijo...

Casi casi no me puedo entretener ni a comentarte.
:)

El Ogro dijo...

Me temo q ese lugar está entre la sienes y el ombligo...

Suerte

Un Saludo

Butterflied dijo...

Madre mía, qué entrada. Me quito el sombrero.

MG dijo...

Amen...

Sinsentido dijo...

... y tú que te has parado a reflexionar... te diferencias, no te quemas :)

Blau dijo...

Jeicita, a pesar de la decada de diferencia, me sentí igualita.

Un besote

aber dijo...

Pero que bien escribe esta chica siempre!

Que sepas que el tema de los videos no ha parado eh, aunque lo parezca xD

Ripley dijo...

yo también soy de esa generación y entiendo muy bien lo que dices. hemos sido también una generación de resignados a trabajar o hacer lo que no queríamos y creo que ahora nos empezamos a rebelar, nunca es tarde ¿ verdad?

Nosu dijo...

qué bueno este disco de pastora.
Mira, yo creo que el ritmo, a pesar de vivir en una ciudad, lo podemos ralentizar. cierto que no es lo mismo que estar en un pueblo, pero yo consigo estresarme menos ahora que antes... Hay que saber parar para disfrutar de las cosas y no tener esa sensación de cerilla.

Lo del estudio, es verdad, yo me sentí igual, y a veces pensaba, tanta historia para terminar cobrando menos que alguien sin tanta cualificación... pero a medida que pasan los años, lo valoro, porque me sirve a mí como crecimiento personal y me siento orgullosa de tener esos conocimientos, y hay gente que no tiene esa "ambición" y se quedan atontaos delante la tele o conformándose.

Bueno, que ya me he liao, me voy a la cama jaja

Qué pedante me ha quedado todo xD

toatoa dijo...

Qué razón tienes, Jei... me has dejado impactada por tus palabras