lunes, diciembre 13, 2010

La Tetas

La Tetas entró en nuestra vida (léase "nuestra" como la vida de mi amiga Fibi y la mía) una estrellada noche de sábado en el ya desaparecido local de Raquel (GH), el mítico Déjà Vu.
Y entró, como suelen suceder estas cosas, de una forma casual y, todo sea dicho, de una manera apabullante.

Estaba el local a rebosar de mujeres ávidas de sexo diversión y yo en la barra tratando de salir de allí sin tirar mi habitual vodka con naranja y la usual tónica para Fibi. Toda mi concentración residía en aquéllos dos vasos de tubo que contenían nuestros brebajes. Así que sujeté bien los vasos y me dispuse a cruzar la marabunta de mujeres que me separaban de Fibi de esa guisa, mirando atentamente los vasos. Llevaba ya más de medio camino, estaba a punto de alcanzar la meta, cuando, así, de repente, sin que yo me lo esperase, alguien gritó un nombre y la chica que estaba en mi flanco izquierdo se giró súbitamente, golpeándome con sus enormes pechos las manos y derramando parte del contenido.

- Perdón - dijo.
- No es nada - le dije sonriéndole a sus atributos.

Llegué hasta Fibi y le conté lo que me acababa de pasar.

- Ah sí, ya sé a quién te refieres...
- ¿Te parece guapa? - le pregunté.
- No sé, no me he fijado en su cara.

Semanas más tarde, volvimos a salir y Fibi vino con una amiga danesa. Martaj también venía y resultó que conocía a La Tetas. Esta se acercó y habló con Martaj, que parecía ser la única capaz de mirarle a los ojos.
Martaj hizo las presentaciones: primero yo, luego Fibi y por último, la danesa.

La Tetas: Así que eres danesa.
Danesa (ya sabemos dónde miraba): Sí, pero llevo 5 años viviendo en Barcelona.
La Tetas: Pues yo estoy estudiando el primer año de sueco.
Danesa (seguía absorta en su escote): Aham.
La Tetas: Podríamos hablar sueco.
Danesa (empezando a subir su mirada): Es que no sé sueco, soy danesa.
La Tetas: Ah claro, es porque todavía estoy en primero, ¿verdad? Quizás si supiese más sueco, podríamos hablar en tu idioma.
Danesa (mirándole por primera vez a la cara): No, a ver, ¿cómo te lo digo? Es que son idiomas diferentes, ¿me entiendes?

Y aquélla fue la primera vez que todas le miramos a la cara.

14 comentarios:

Hormiga dijo...

Jjajaja! Pues con esas luces que mostró confundiendo los idiomas... creo que todo el mundo le seguirá mirando las tetas...

toatoa dijo...

Es que hay escotes q lo dicen todo... jajajaj

Besos!!!

Didi dijo...

Hay que centrarse, hay que centrarse....

Nosu dijo...

jajajaja

MG dijo...

Ay... siegque no se puede tener to!

farala dijo...

y ahora nos va a decir que La Tetas es rubia??? jajajjajaaaaaaaa

Trasgu dijo...

Será que se quería referir al amor...idioma universal??!! Además en mi carrera se decía...que el idioma o se aprendía en la cuna...o en la caaaama!! Y sip que sip!! Juass...doy fé de ello!! jajaja...
Bsos,

iTxaro dijo...

ayyy qué disgustooooo que no sabía que habían cerrado ese bar, si ese fue el primero al que me llevaste ...ainssss

tetas tetas qué es eso ... ya no me acuerdooo

Marta dijo...

Ajjajajjjaaaaaaaaa Me acuerdo..acaba de venirme ese momento a la mentejjjj

Farera dijo...

Tiran más dos tetas....

Free dijo...

Al menos tenía tetas que mirar

Nefer dijo...

Jajaaaaaaaaaaaaa!, me troncho!

Justa Osadía dijo...

Aaaah que era un post con moraleja jajajaja.

Pinda dijo...

a veces la naturaleza es sabia... si todo el mundo miraba donde miraba al hablar con la Tetas por alog sería, xD