LSL (Capítulo 3): En el Pinda's


Hormonas, Fina y Fibi llegaron al Pinda's donde habían quedado con Renée y Martirio.
Después de las respectivas presentaciones, se dirigieron a la barra a pedir su copa y a tomar su preceptiva tapa; en esta ocasión, un pincho de tortilla.

- ¡Joder, menudo sitio más original y curioso! - exclamó Hormonas.
- Sí, es auténtico - afirmó Fina mientras se dirigían a la pista, una vez engullido el pincho.
- Sí - dijo Renée -, aquí es donde solemos quedar antes de ir a nuestro garito favorito.
- Ah si, ¿cuál es? - preguntó Fina.
- La Tijera de Oro - contestó Martirio.
- Jajajajajaja... ¡hostias, qué apropiado! - rió Hormonas.
- Sí, la verdad que sí. El sitio está bien - dijo Fibi -. Además, la Dj es la novia de Renée.
- Ah, entonces tendremos cubatas gratis, ¿no? - preguntó Hormonas.
- Ya le ha salido la vena catalana - dijo Martirio.
- Uy, pues eso no es nada - replicó Hormonas -, que ahora mismo voy a hablar con la encargada para preguntarle si puedo hacer negocio yo también montando una franquicia del Pinda's en Barcelona.
- ¡Madre de Dios! - exclamó Fibi -. Lo que nos faltaba.
- Allá que me voy, Fibi y como lo consiga, te hago encargada - le dijo guiñándole un ojo y yendo hacia la barra.

Observaron risueñas como Hormonas se iba decidida hacia la barra.

- Bueno -intervino Renée -, supongo que Leia no vendrá hoy tampoco.
- Pues parece que el efecto Hormonas ha funcionado - dijo Fibi -, porque ha conseguido que se levantara y dijera que sí venía.
- ¿Y dónde está? - preguntó Martirio.
- Dijo que nos veríamos directamente en La Tijera de Oro porque quería arreglarse - contestó Fina -. Es que se ha decidido cuando ya estábamos saliendo.
- ¡Qué guay! - dijo Martirio -, pero ¿no será que os lo ha dicho que que os fuerais?
- Puede ser - dijo Fibi -, pero tendremos que esperar a La Tijera.
- Pues vamos para allá, ¿no? - animó Fina.
- Es que estamos esperado a Marta, otra amiga - le aclaró Martirio.

Justo cuando lo dijo, Marta entraba por la puerta provocando las miradas de muchas de las presentes.
Vestía pantalón negro ajustado y camiseta de tirantes del mismo color con un escote de vértigo.

- ¡Madre de Dios! - exclamó Martirio cuando ya llegaba a su altura -. Con ese escotazo dejas claro dónde tienes la ranura para que te metan las fichas, ¿no?
- Buenaaaaas - saludó Marta -. ¿Esto? Ná, un trapito. Es que he decidio que hoy ligo.
- Ah, mira qué bien - dijo Fibi -. Que es que eso se decide ahora así, ¿no?
- Todo es cuestión de actitud, querida - le replicó Marta.
- Dí que sí - dijo Fina -. Soy Fina, amiga de Barcelona de Fibi y Leia y aquélla que viene sonriente de la barra con una tarjeta en la mano, es mi novia, Hormonas. Hemos venido a visitarlas y a ver si podíamos ayudar en algo a Leia.
- Encantada - dijo Marta -. Genial. ¿Y lo habéis conseguido? ¿Dónde está Leia?
- En teoría - contestó Hormonas reintegrándose al grupo - esperando en La Tijera.
- ¿Y a qué esperamos? - dijo Marta -. Vamos para allá.

Comentarios

Fibi ha dicho que…
ays, si es que esta Martajjj cuando decide ligar, no hay quien la pareeeeee XDDDDDD ;D, kissss
toatoa ha dicho que…
ayayayayayayyyyyyy... qué pasaráaaaa!!!

Besos!!!
Nefer ha dicho que…
El próximo capitulo pronto,eh?
Besazo
Marta ha dicho que…
Ajajjajajja..mi madre!!
Pinda ha dicho que…
xDDDDDDDDDD

qué peligro, qué peligro!!!!
iTxaro ha dicho que…
buena idea franquicias Pinda´s por toda españa....
asi podemos, con la escusa, viajar a todas ellas
Saltinbanqui ha dicho que…
Queremos mas.
:)
hormonas ha dicho que…
jajajaja!!!!

Entradas populares