Antonia y José

José conoció a Antonia cuando ambos tenían 16 años en la fiesta mayor de Guadix de hace ya muchos años, mediados de los años 40 para ser algo más precisos.
El flechazo entre ellos fue instantáneo, pero las cosas, por aquel entonces, iban más despacio.
José sabía que Antonia ayudaba en la panadería que la prima de ésta tenía en Guadix, muy cerquita de la iglesia, así que cada fin de semana recorría con su motocicleta los cerca de 50 km que les separaban para ir a comprar el pan. De en qué estado llegaría el pan a casa de José poco sabemos, pero no creo que eso le importase, porque a él lo que verdaderamente le importaba era seguir viendo a Antonia.
Dicen que el que la sigue la consigue y así, José consiguió que Antonia fuese su novia.
Cuando él cumplió los 17 años, le llegó la oportunidad de irse a trabajar en la construcción de una presa de agua en la Vall d'Arán y la aprovechó, no sin antes, prometerle a Antonia que, si ella quería, volvería a buscarla.
Durante más de 1 año él le escribía cartas de amor todos los meses, cartas que, como Antonia no sabía leer, le llevaba al cura para que se las leyera y así fue como, el cura se enteró, antes que la propia Antonia, que José le pedía que se casase con él.
Antonia aceptó y cerca de una año más tarde, con el consentimiento paterno, ya que en aquélla época la mayoría de edad era a los 21 años, José volvió a Guadix para casarse con Antonia y llevársela con él a la Vall d'Arán.
Fue un matrimonio de casi 60 años, en los que los últimos 10 José cuidaba de Antonia debido a sus problemas de salud y en los que, aunque parezca mentira, Antonia todavía sentía celos si alguna mujer se le acercaba "demasiado" a José.
Antonia murió en julio del año pasado y desde ese día a José se le cayeron encima todos los años que nunca aparentó. Poco a poco se fue apagando y cuando le preguntabas qué tal estaba, su respuesta siempre era la misma: "Solico".
El miércoles pasado le confesó a su hijo que ya no tenía ganas de seguir viviendo y el domingo murió.

Antonia y José eran mis yayos y ahora que nadie me diga que de amor nadie se muere.


Comentarios

LA DESGRACIÁ ha dicho que…
Joer, me prometí que no lloraría más hoy pero...ay

Un abrazo muy grande, guapa y otro pa tu sister.

Muuuuaks
Irene y Gemma ha dicho que…
Lo sentimos mucho guapa, animo. y estoy de acuerdo totalmente de acuerdo con que de amor se puede morir. Ahora tenemos un caso cercano bastante similiar.

Animo.

Bss
Anónimo ha dicho que…
Joer, binomio...Lo siento. Besos
iTxaro ha dicho que…
lo siento mucho

un abrazo muy grande y un beso
Laia ha dicho que…
ho sento hei, ànims.
PetitaCriatura ha dicho que…
Y se me ha escapado una lágrima.

Que no se nos olvide nunca su legado.

Un abrazo grande, grande.
Saltinbanqui ha dicho que…
Lo siento mucho.

Mi yayo tambien trabajo en una de esas presas de la vall d'aran.

Bonita historia, demasiado bonita como para estar triste.

Un besazo
Blau ha dicho que…
Jeicita, un abrazo muy fuerte.
SinMedida ha dicho que…
A alguien tenía que salir, no? ;)

Un abrazo enorme, como esa historia, como la tuya, como la vuestra, como la nuestra.
Superbaturra ha dicho que…
lo siento mucho... se me ha caído una lagrimica y todo :_(
Un besico.
no more dramas ha dicho que…
Jo, lo siento mucho... Una historia preciosa.

Un abrazo muy muy fuerte, Jei. Y mmmuuaks!
Jo ha dicho que…
Mucho ánimo y para adelante, que teneis la suerte de haber vivido en casa el ejemplo del amor más grande que puede haber.
Hormiga ha dicho que…
joer... qué pedazo de historia.
boopit ha dicho que…
Una historia preciosa, de estas de oyen ya poquitas :)
Muchos ánimos, lo siento nena.
piltrafilla ha dicho que…
Vaya historia más bonita... lo siento. El amor puro como el que tenían tus abuelos es muy difícil conseguirlo pero cuando llega es tan mágico...
Yo veo ese mismo amor en mis padres día a día, y sé que si a alguno de los dos les pasara algo él otro no lo podría resistir.

Un besino.
Labrujamala ha dicho que…
te mando un abrazo niña.. k bonita historia vivieron.
^lunatika que entiende^ ha dicho que…
¡Es una historia digna de publicar!
Gracias por compartirla.
dorle ha dicho que…
Dicen que cuando perdemos a alguien lloramos por propio egoismo...es la penita del "adiós" que no queremos.

Y se que quizás el resto de las palabras que pueda decirte estén de más...pero tampoco está de menos que pienses, cuando las lágrimas te desborden, que tu yayo tenía ganas de marcharse.

Un besete Jei.
yuyu ha dicho que…
anda.. ven que te abrace..

ojalá todo el mundo pudiera vivir y sentir lo que ellos..

besos
Lena ha dicho que…
no sé que decir, tampoco puede decirse nada que ayude mucho en estas situaciones. No sabía si leer la historia porque sabía el final , pero lo has contado muy bonito.
Por amor se nace, se muere y se vive.

Palante nena(s).
Marta ha dicho que…
Jei..que te quiero un monton
Jei ha dicho que…
muchísimas gracias a todas

:)
marta ha dicho que…
Un petó molt gran. Jo només he conegut a un avi i sempre he trobat a faltar tenir iaios. Una història preciosa i un meravellòs record per sempre.
sparkling ha dicho que…
Me ha encantado la historia y la ternura con que la cuentas...

Un beso.
dintel ha dicho que…
Un beso. Acabo de enterarme.

Entradas populares