LSL (Capítulo 5): La Boda


Habían pasado dos semanas desde aquél primer encuentro y volvieron a quedar en el PINDAS Fibi, Martirio, Sol, Leia y Renée. Ésta última, el fin de semana anterior, había ido a una boda y tenía ganas de contar lo sucedido.

- Bueno, explica, explica, ¿qué tal la boda? - le preguntó Fibi.
- Increíble... y surrealista, como no podía ser de otra manera tratándose de mí.
- Pues venga va, no te hagas la interesante y cuenta - continuó Martirio.
- Pues veréis, como os dije, la boda era en Cuenca. Era de una antigua amiga de la facultad, así que no conocía prácticamente a nadie. Me sentaron en la misma mesa que otro par de amigas de la novia, que me sonaban de la carrera, pero que tampoco es que hubiésemos tenido mucho contacto. Así que nada, me puse a beber y ya sabéis, con el alcohol, aumenta mi chispa y también se afina mi radar.
«Habían contratado a una dj para amenizar la cena y para el baile de después y no sé, enseguida saltó mi radar, no sé si de una forma real o porque la chica me había llamado la atención.
Era alta, con melena rubia y rizada y no sé, tenía así pinta de bollo, pero vamos que también podía ser que me equivocase, porque con estas tías así que visten alternativas pues a veces te confundes y tal. Así que nada, me dedico a lanzarle miradas y la tipa me las devuelve, como entrando en el juego.
Acaba la cena y empieza el baile y por tanto la barra libre y eso ya es el paraíso para mí. 
Sigo con el jueguecito de las miradas y decido acercarme para preguntarle si el repertorio está marcado o si acepta peticiones.
Peticiones ¿de qué tipo?, me suelta. 
Y yo que me quedo cortada por un momento, pero pensando "um, esto marcha, nena". 
Para empezar, musicales..., le respondo con sonrisa pícara.»
- Qué fuerte eres, tía - interrumpió Leia.
- Ay déjala que siga - dijo Fibi totalmente absorta en el relato de Renée.
- Bueno, pues eso, seguimos con un tonteo más o menos claro, ahora ya con frasecitas además de miradas.
«Me pregunta que de parte de quién vengo, si conozco de hace mucho a la novia y esas cosas típicas de las bodas. Entonces, supongo que para enterarse de si venía con alguien y de qué pie cojeaba, me pregunta "¿Y tú también te has casado?". 
Ahí es donde decido enseñar mi primer as y le contesto "yo no creo que me case por la iglesia a no ser que acepten los matrimonios entre mujeres".»
- Jooooder - exclamó Sol -. Y ¿qué dijo ella?
- Sonrió y dijo que ella pensaba igual.
- Oéeee - dijo Martirio -. Y ¿qué pasó luego? Venga, sigue, oh, sí sigue, vamos... - miró al resto del grupo que la observaban con cara divertida -. Joder, no habéis visto Cuando Harry encontró a Sally o qué... ¡Panda de rancias!
- Vale, sigo. Se acerca el final del baile y me dice que está super cansada y que está pensando en pillarse una habitación en el hotel donde se celebra la boda.
«Ahí, veo la posibilidad de enseñar mi segundo as y le digo que yo tengo reservada una habitación, porque claro, como contaba con que iba a beber y tal, por si acaso, había decidido reservarla y le ofrezco compartirla, porque "claro así nos sale más barata".
Hace como que se lo piensa y me dice que vale, así que le digo que tengo la bolsa con ropa en el coche, que si me acompaña. Me dice que sí y para allá que vamos.
Y entonces viene lo fuerte, porque claro, yo no me acordaba...»
- No te acordabas de qué - le instó Fibi.
- De lo que llevaba en el maletero - contestó Renée.
- Ay madre que lo veo venir - dijo Sol.
- Sí, hija sí - continuó Renée -. ¿Te acuerdas que el día antes habíamos ido al sex-shop?
- ¡¿Qué?! - exclamó Martirio -. ¿Fuisteis al sex-shop sin mí?
- Ay, cariño, tú estabas currando y yo necesitaba... unas cosillas - contestó Sol.
- Creo que me voy a morir de vergüenza - murmuró Leia.
- Bueno, da igual. La cuestión es que hace tiempo que me quería comprar un arnés para el consolador y el día anterior me lo compré, lo metí en el maletero y ale, a la boda.
«Total que yo abro el maletero y al sacar la bolsa lo ve.
Joder, exclama.
Ay, digo yo, es que me lo regalaron para mi cumpleaños... y ahí sigue... que ni lo he estrenado... ¿tú sabes cómo va?, le suelto.
Y ¡pum! picó, porque va y me dice que lo suba a la habitación y lo miramos.»
- Jajajajaja, qué bueno, tía - dijo Fibi.
- Espera, espera que aquí no se acaba la cosa - continuó Renée -. Vamos a recepción y nos dan la llave-tarjeta de la habitación. Subimos, ella con mi bolsa en la mano y yo con la tarjeta-llave en una y el arnés en la otra.
«Llegamos a la habitación. Introduzco la llave y abro la puerta con ímpetu. 
Pues bien, al hacerlo oigo un grito "¡¡no entreeeee!!" y veo el final de una cama con unos pies de señora que se encogen y a un señor en calzoncillos y calcetines que me mira escandalizado al verme con la llave y el arnés.
Yo me quedo pasmada, sin reacción, delante de la puerta con las manos en alto y mientras el señor empieza a insultar y a vociferar contra los empleados del hotel, yo sólo acierto a decir, mientras la puerta se va cerrando, "a mí me han dado esta llave..."
Letizia, que así se llama la dj, empieza a descojonarse mientras me coje de la mano, guarda el arnés en la bolsa y me conduce de nuevo a recepción para que nos den otra habitación.»
- No me lo puedo creer - dice Fibi -. Esto es lo más surrealista que he oído en tiempo.
- Ya ves - dijo Renée.
- Bueno, pero al final, qué - preguntó Martirio -. ¿Probásteis el arnés o no?
- Pues sí, hija, lo probamos - contestó Renée -. Pero fue un poco desastre, porque ya sabes que soy un poco estrecha de cintura y entre que iba medio borracha y que aquello se me caía era un poco como jugar a ponerle la cola al burro, sabes a qué me refiero, ¿no? No había manera de que encajase aquello, oye.

En ese momento, una chica se acercó con unos flyers.

- Perdonad, hoy inauguramos un local nuevo. Está cerca de aquí y si entráis antes de la 1 la primera consumición es gratis.
- Gracias - le dijo Leia cogiendo las invitaciones y leyéndolas -. La Tijera de Oro... joder, menudo nombre. 
- Ay, me encanta - exclamó Martirio -. Vayamos, que todavía enganchamos la promoción - dijo mirando su reloj.
- ¿Qué música ponen? - preguntó Fibi.
- No lo pone - contestó Leia mirando el flyer -. Sólo pone que pincha Dj No Limits.
- Bueno, pues vamos, ¿no? - dijo Sol -. Así hacemos algo diferente.

Todas asintieron y se levantaron para ir a ese nuevo lugar.
Se sorprendieron al entrar, porque aunque era pronto, ya había bastante gente. Sin duda, la promoción de la primera copa gratis estaba funcionando.
Se dirigieron a la barra a pedir y mientras esperaban a que se las trajesen observaron el local.
Tenía una barra a la entrada y más hacia delante se abría una pista con otra barra al final. 
Había unas escaleras que te conducían a los lavabos y por donde también llegabas a la cabina del Dj. Fue entonces cuando Renée reparó en que no era UN Dj, sino UNA Dj.

- No me lo puedo creer - exclamó golpeando con la mano a Martirio.
- Ay, qué pasa, qué daño - dijo Martirio girándose y mirando en la misma dirección que lo hacía Renée.
- Es ella.
- Ella ¿quién?
- Ella... Letizia.
- ¿Letizia? - Martirio se quedó pensando -. ¿Letizia la de la boda? ¿La Dj de la boda es Dj No Limits?... Joooooder, ya la hemos liao.

Comentarios

iTxaro ha dicho que…
coñooooo.... LetiZiaaa?????
Con Z???? ayyyyyyyyy

De todas maneras a este paso me va a hacer falta un croquis.
Y qué hacia Sol en el sex-shop????
qué cosillas perversas necesitaba??? Solllll qué me has comprado
ay ay
SinMe ha dicho que…
xDDDDDDDDDDDDAfds has clavado a los personajes!!!

Mecorrogh!!
Coquí ha dicho que…
letiziiiiiiiiiiaaaa!!!XDDDDDDDDDD
sol ha dicho que…
itxaro, te lo mande por correo, no lo has recibido? mira que si se lo ha quedado el cartero... se lo iba a pasar bien...
toatoa ha dicho que…
jajaajajja, se me han escapado las carcajadas en el curro, Jei...y la gente me miraba raro... si es q no puede ser...
muchos besos, eres genial!!!
iTxaro ha dicho que…
Cagüen con el cartero/a.... hoy mismo les voy a mirar bien si tienen cara de ..."haberlo pasado muy muy bien"

Me voy a la calle....
LA DESGRACIÁ ha dicho que…
Lo peor de todo...es que la historia es cierta, quitando algunos detalles...


xDDDDDD

Tanto me has clavado como personaje?? Si Sinme lo dice, será verdad...

besus
lylo ha dicho que…
Que bueno el capítulo xd! Me has echo reir un buen rato. Si es que las casualidades son inentendibles...

Besitos!
Marta ha dicho que…
Mira que yo, sigo perdiéndome un poco eeeh!! Pero lo del hotel, coño, como que me suena...creo que eso me lo oí yo en alguna parte!! xDDDDDD
Norma ha dicho que…
Si es que ya se sabe... la realidad supera a la ficción ;)
Saltinbanqui ha dicho que…
Me encantan tus historias.
jajajaja
crazy_chords ha dicho que…
XDDDDDDDD qué grande!

jei, te alabamos!

muak
StonerQueen ha dicho que…
si, si, ya!! Pero cuando le pone los cuernos Leia a Sol con la tia buena de Olga???? XDDDDDD!!!

Genial la historia! Que suerte tienne algunas en las bodas, yo lo mejor que me ha pasado es no pillar un coma etilico y caerme en una piscina...jops!

Muacksss!!
Fibi ha dicho que…
jajajaja

de que suena a mi la historia de la llave-targeta???? ayssssssss ;D

bsssssssssssssss
Ana ha dicho que…
Flipante que el hotel les diera una llave equivocada y se encontraran a dos practicando el baile horizontal..y lo del arnés..me encanta esa realidad surreal que envuelve LSL :)
Besicos

Entradas populares