La puerta

Y sedienta de cariño llegué hasta aquella casa donde habitaba la persona que yo creía que podría darme lo que yo buscaba, pero me encontré la puerta cerrada.
Miré primero por la ventana para cerciorarme de que había alguien dentro y sí, comprobé que allí estaba ella.
Me asomé tímidamente y le hice expresa mi presencia.
Ella, al principio con desconfianza, pero con cierta curiosidad, se acercó hasta donde yo estaba y comenzamos a hablar, a través de la ventana, porque ya me valía en aquél momento, pero cada vez más, el deseo de verla sin cristales que distorsionaran la realidad iba en aumento, pero era amortiguado por el miedo a que no fuese real lo que había detrás de aquella ventana.
Hasta que un día, cansada de la incertidumbre y de que mis dudas abarcaran más espacio en mi mente, decidí intentar abrir la puerta, pero descubrí que estaba cerrada.
No obstante no me lo tomé como una derrota, sino más bien como un obstáculo, una prueba, que debía superar para conseguir mi tan deseado premio, así que no me rendí y día tras día intentaba derribar esa puerta cerrada a cal y canto.
Había días en los que me volvía a casa agotada y dolorida, pero también había otros en los que me parecía que esa resistencia cedía un poco, así que me compensaban y me daban aliento para seguir intentándolo al siguiente día.
Pasaron las semanas y mis fuerzas, unidas a mis ganas, empezaron a flaquear y comenzaron a asomar en mi mente pensamientos que me decían que aquéllo ya no valía la pena, que quizás debería empezar a aceptar que aquella puerta jamás se abriría para mí.
Fue entonces cuando una mezcla de decepción y rabia se apoderó de mí, así que pensé en irme y abandonar, hasta que me dí cuenta de que no podía hacerlo, de que seguía necesitando su presencia en mi vida.
Agotada y resignada, dejé de intentar tirar abajo aquella puerta, pero no me marché. Me senté en el quicio de la misma con mi espalda reposando sobre ella, sabiendo que al otro lado estaba ella, tan cerca, pero tan lejos, inaccesible para mí.
Y ahora sigo aquí, arreglando los alrededores de su casa, fortaleciendo sus cimientos, haciéndola más bonita para los demás... sin darme cuenta que todavía me queda otra prueba que superar: que esa puerta se abrirá para otra.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Si yo pudiera me llevaría la tristeza
De tu cabeza, de tu cabeza
Laura ha dicho que…
Qué bonita forma de expresar algo tan duro y difícil. Seguro que pronto encontrarás otra puerta que esta vez se abrirá, y estará encantada de que la traspases. Mucho ánimo
LA DESGRACIÁ ha dicho que…
Buah, encontrarás una puerta abierta y una tía de piernas, ya verás xDDD
crazy_chords ha dicho que…
a otra puerta, mariposa.

muak
vera ha dicho que…
las puertas solo estan en nuestra cabeza pequeña jei.. no dejes de escribir
Magapola ha dicho que…
Toca el botoncito... del timbre.

Bueno, la paciencia es madre de todas las ciencias. A mí me funciona.
Labrujamala ha dicho que…
Y con un bazoka??? bueno a lo mejor me he pasado... vi demasiadas pelis de rambo en mi infancia o algo así jejeje. No se que recomendarte, así es que mejor no te recomiendo nada, una fiesta si acaso, con buenas amigas.. eso ya sabes que no soluciona nada pero ¿y lo bien que te lo pasas?..

Un besito.
Eau ha dicho que…
Bonica metàfora! Difícil situació! Potser Hauries de fer-te una caseta per tu i veure qui truca a la teva porta.
pinda ha dicho que…
Supongo q cuesta desengancharse de algo q no se ha llegado a tener. Pero q se ha visto o entrevisto un poco.

en fin, q un beso y coincido con la desgra y demás.
blue_moon ha dicho que…
duele solo de pensarlo. xo doleria mas si ya hubieras estado dentro y quisieras volver a estarlo, supongo... xo x suponer, q con estas cosas nunca se sabe, o q en realidad todo duele...
un beso wapa!
Anónimo ha dicho que…
Anónima dixit: Menudo dramón, no? No se si esta historia es una especie de autominibiografía.... está muy bien, me gusta leerla. Pero todo en la vida piensa que es cuestión de tomárselo como si de un juego de cartas se tratara. Si te llegan buenas cartas las aprovechas y sinó pues juegas otra partida.
Pauline ha dicho que…
Te pones la camisa negra, intentas pasar por una puerta, hablas por una ventana...um, ¿qué nos traerás en el próximo post? ;-)
formentera6 ha dicho que…
Una puerta abierta, quita la mancha de una puerta cerrada... o algo así.

animo, un besote
Blau ha dicho que…
toc toc...
soy yo.
he vuelto...

Besos

Entradas populares