Reproches

No puedo dormir.
No paro de darle vueltas a la cabeza.
Se repite en mi mente el final, súbito, de la noche.
- Ya está, ya has tenido que estropearlo. Siempre con tus reproches.
Y te vas. Y me dejas allí, en aquel bar, sumergiéndome en mi vaso de vodka.

¿Reproches? Yo no he reprochado nada.
Quizá es que no sé lo que es un reproche.
Para mí un reproche es echar algo en cara a alguien.
No sé. Igual me equivoco.

Igual decirte que te he echado de menos es implícitamente un reproche.
Decirte que me alegro de que hayas vuelto a mi vida porque me dolió la forma en que terminamos, ¿es eso un reproche?

No sé, quizá tengas razón.
Pero sigo sin entender por qué tengo que sentirme culpable por decirte que me importas.

Comentarios

salinas ha dicho que…
Quién sabe? será reproche o no, dependiendo de los oídos que lo oigan....pero que reprocches tan bonitos, si todos fueran así, me gustaría ser reprochada a diario.
Un saludo

Entradas populares