¿Por qué no iba a ser este un final feliz?

El otro día te acordaste de una cosa y ya ves tú, me llegó al alma.
Pensaba que sólo yo me fijaba en esas cosas y, por una vez, alguien reparó antes que yo en la fecha. Y fuiste tú.
Pues sí, nuestro "cumpleaños".
Dos años, ¿quién lo diría?
Dos años desde que te invité a una cervecita, sin apenas conocernos, para celebrar mi cumpleaños.
Y, justamente hoy, dos años desde que me "rajé" y no te llamé a las 7 de la mañana para cantarte el cumpleaños feliz con mi voz de carajillera.
Y en estos dos años me has incluido en tu vida, como yo te he incluido en la mía.
Has estado ahí cuando te he necesitado, excepto en los momentos en los que he decidido no contar con nadie y tragarme mis penas yo solita; y espero haber estado a la altura y también haber estado cuando me necesitaras.
Y espero que estos dos años los elevemos a la enésima potencia y sean muchos más, aunque el trabajo y el cansancio nos devoren el tiempo.
Por mi parte, no va a quedar.
Y paro ya porque aunque a todos nos gusta que nos regalen el oído, tampoco hay que agobiar.
Además, ya sabes todas estas cosas porque no me suelo cortar en decirtelas.

Así que disfruta este día, porque ES TUYO.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Habrá que tomarse otras cervecitas, no?

Cuando y donde quieras!!!
Un besote.
Anónimo ha dicho que…
Here are some links that I believe will be interested
Anónimo ha dicho que…
I'm impressed with your site, very nice graphics!
»
Anónimo ha dicho que…
Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

Entradas populares