Sant Jordi


La tele me acerca la imagen de las Ramblas.
Para mí Barcelona nunca es más bonita que en Sant Jordi.
La ciudad se viste de rosas y de libros.
Se respira fiesta y primavera.
Las Ramblas se convierten, más que nunca, en un río de gente que pasea desde la Plaza Catalunya hasta Colón.
Es ése el epicentro de toda esa marea de flores y letras, pero en cualquier esquina o cualquier semáforo puedes encontrar un puesto que te acerque ese espíritu festivo.

Mmmm... ¡me encanta el día de Sant Jordi!

Sirvan estas letras como aportación literaria.
Ahora me voy a por mi rosa.

Comentarios

Entradas populares