The Eraser


He vuelto a saber de ti. Y por supuesto, no por ti.
Inevitablemente hay algo o alguien que me habla de ti. Y no me importa. De hecho, lo fomento. Me puede la curiosidad.
Y la verdad es que, aunque ha pasado mucho tiempo, un tiempo que era absolutamente necesario para oxigenarme, sigo acordándome de ti.
De vez en cuando, aunque muy de cuando en cuando, me gusta echar la vista atrás y disfrutar con mis recuerdos.
Pero ahora ya no me entretengo repasándolos buscando un por qué a la forma de acabar, pensando si pude hacer algo más. En el fondo siempre supe las respuestas a todas mis preguntas. Sólo era cuestión de aceptar que las cosas, igual que empiezan, se acaban.
Ahora los recuerdos ya no me angustian, ahora disfruto y dejo que la nostalgia se pasee conmigo por ellos.
Y así, me gusta recordar cómo empezó todo, cómo tu curiosidad hizo que te acercaras a mí, cómo descubrimos lo iguales que éramos en el fondo y lo diferentes que éramos en las formas (tú con tu halo de frialdad y yo con mi sensibilidad por bandera) como si fuéramos dos caras de una misma moneda.
Vuelven a mí pequeños detalles que se convirtieron en grandes momentos como cuando te dije que podía leer las líneas de las manos para acariciartelas por primera vez o como cuando aprovechabas canciones para decirme lo que no te atrevías a decir (¿recuerdas "Agua" de Jarabe de Palo?)...
Es entonces cuando me pregunto si te acordarás tú de mí, si recordarás, alguna vez, alguno de esos momentos que vivimos.
Sé por otra gente que la respuesta es que no y me vuelvo a sorprender entonces de tu capacidad para apartar de ti a la gente que ya no te interesa, de olvidar, no sólo detalles y momentos, sino también a personas y borrar, de esa manera, toda una parte de tu vida.
Estoy de acuerdo con que no es bueno vivir anclado en el pasado, pero defiendo que la vida de las personas está hecha de recuerdos. Al fin y al cabo, será lo único que nos quede cuando el final se acerque.
Por eso es muy triste que vayas eliminando tus recuerdos.
Alguien que no tiene pasado, no puede disfrutar del presente y como decía esa "artistaza" llamada Karina "...volver la vista atrás es bueno a veces, uuuuhh, mirar hacia adelante es vivir sin temor", que viene a decir, más o menos, que sin experiencias pasadas no hay sabiduría futura.
Y supongo que algo te gustaría enseñarle a tus hijos...

Comentarios

Entradas populares