Ya tenemos ganadores de el "magnífico" programa 'La casa de tu vida'.
Pues sí. Ya salimos de dudas y comprobamos, una vez más, como el rol de 'pobrecito pero trabajador' sigue arrasando en este país.
Y es que no hay como convertirse en bandera de todos aquellos que, siendo igual de envidiosos y manipuladores que muchos de los participantes, se convierten en jueces morales de lo que está bien y de lo que no.
Por lo demostrado en todas las ediciones de este tipo de concurso, llámese Gran Hermano, La casa de tu vida...., si quieres ser ganador, sólo has de ir de pobrecito, dar pena y si, vas diciendo (tú o tu familia) lo mal que te ha tratado la vida, pues mejor.
La victoria está practicamente asegurada si eres andaluz y/o no sabes conjugar ningún verbo. Por ejemplo: la Chari (ganadora de esta edición de 'La Casa de tu vida') diciendo "pues el otro día juguemos con los niños..."
En fin, que no tengo nada en contra de la gente que va a este tipo de concurso ni de estos ganadores en concreto y, menos aún vista la competencia, a saber, dos hip-hoperos con demasiado break-dance en su cabeza y (mis favoritos) un cubano al que le pusieron un nombre de lo más acertado (Bárbaro) y que, cada vez que hablaba, era para insultar a todo el género femenino de la humanidad, y como no, "su pareja", que era ridiculizada a cada palabra que intentaba pronunciar.
Lo dicho, el triunfo de lo sencillo... o deberíamos decir simple.
Big brother Posted by Hello

Comentarios

Entradas populares