Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Inmovil

Echo de menos las caricias que no hemos tenido, los domingos en la cama o en el sofá, las risas tontas por cualquier cosa, los paseos cogidas de la mano por la playa o simplemente, cenar en el japo a solas, tú y yo.
Me lo cambiaste por follar sin sentimiento, apariciones de madrugada cuando ibas borracha, cabreos y reproches, escondernos en los portales y pedir a domicilio la comida japonesa.
Segundo duelo en el año y este me ha dejado astillas.
La honestidad debería ser obligatoria en las relaciones, porque este "no te digo que no te quiero, por si acaso me arrepiento" es una tortura psicológica de altos vuelos.
No me gusta esperar y, sin embargo, llevo esperando que suene mi móvil de madrugada desde hace un año.
¿Alguien sabe cuántos rechazos hay que tener antes de que alguien te quiera?
Mi ex, la tirita a distancia, la tirita de la tirita que resultó que me agravó la herida...
Duermo menos horas de las que debería porque la cama se ha convertido en un campo de minas que g…

Entradas más recientes

Capítulo 7: De cuando la que se viene arriba es ella

Capitulo 6: De cuando te vienes arriba

Capítulo 5: De cuando te quedas sin palabras

Capítulo 4: De cuando mientes más que hablas

Capítulo 3: De cuando le das el teléfono a cualquiera

Capítulo 2: De cuando me instalo el Wapa

Capítulo 1: De cuando me dejó

Aprendizajes

Juicios

Comunicando